El desastroso piso que se ha viralizado en Twitter: está a la venta… aunque parezca mentira