A los perros les encanta la comida. A menudo te la piden cuando la tienes en la mesa, y ¿quién le dice que no a esa mirada? Bueno, este golden retriever no es distinto. Los anteriores dueños de Kai le dieron demasiado de comer, y terminó pesando 78 kilos, mucho más de lo que debería pesar…

Ahora puedes leer el artículo de Bored Panda sobre El dueño de este Golden Retriever obeso exigió al veterinario que lo sacrificara, pero por suerte se negó (21 fotos).

También te puede interesar:  He probado esta app que quita el maquillaje a las famosas, y estos son los resultados

Seguir leyendo artículo en BoredPanda.