El emocionante gesto de un cliente con un bar que tuvo que cerrar en Bilbao por las restricciones