Él es Chato, el perrito más querido de los bomberos de Torreón. Lo rescataron de peleas clandestinas