El protagonista de nuestra historia de hoy es un gran ejemplo de superación. Juan Pedro Franco, hace apenas unos años, en 2016, había sido nombrado por el Libro Guinness de los Récords, como el hombre más ‘pesado’ del mundo, marcando en la báscula 595 kilos… una auténtica barbaridad.

Seguir leyendo artículo en Cabronazi.