El fallo en ‘Scream’ por el que tuvo que intervenir la Policía