El gesto de un corredor vasco en la línea de meta que dio la vuelta al mundo en 2013