El guardaespaldas de Ed Sheeran tiene Instagram, y es mejor que el de su jefe