El monumental cabreo de Pablo Díaz en ‘Pasapalabra’