El “número reproductivo”: el marcador que indica si la desescalada funciona y que ya está asustando a Alemania