El oscuro pasado que enfrentó Luis Miguel en su infancia aún lo atormenta. Su padre fue el culpable