El príncipe Harry tenía pensado el nombre de su hija hace al menos 2 años. La esperaba con ansias