El príncipe Harry tiene un empleo formal: Es jefe en una empresa de salud mental. Vestirá de corbata