El pueblo de Francia donde todos los residentes sufren Alzheimer. Redescubren el disfrute de la vida