El renacer de Ramón, un dogo argentino que fue abandonado en un basural. Ya solo recibe besos