El Sund: La gigantesca obra que a pesar de lo que piensan no acaba de golpe