En junio de 2016, Cameron Underwood sufrió una herida de bala autoinfligida que dañó gravemente su rostro y casi termina con su vida. El joven, de ahora 26 años, perdió la mayor parte de la mandíbula inferior, los dientes y nariz. Su función de vista, habla y boca, quedaron…

Ahora puedes leer el artículo de UpSocl sobre El trasplante de cara que dio otra oportunidad a un joven. Recuperó su vida: “Me siento yo de nuevo”.

También te puede interesar:  Padre pasó 30 horas tatuándose la misma marca de nacimiento de su hijo. Quería mejorar su confianza

Seguir leyendo artículo en UpSocl.