El vestido de Sansa en el final de Got estaba lleno de detalles. Todos eran sobre su querida familia