El vestuario de “Aladdin” se robó las miradas el día de su estreno. Valió la pena toda la espera