Contrario a lo que se suele creer, los ataques de tiburón a personas no son tan comunes. La media es de unos 6 ataques mortales al año, muy por debajo de los ataques perpetrados por otros animales que, en el imaginario colectivo, son menos mortíferos, como los hipopótamos o los elefantes.

Seguir leyendo artículo en Cabronazi.