Elegante conejito viaja en primera clase y hasta ordena copa de helado. Antes muerto que sencillo