Hay niños extremadamente inquietos que a veces nos hacen perder la paciencia y solo queremos que se tranquilicen. Podemos llamarles la atención o intentar calmarlos mostrándoles algo que capte su atención y así puedan distraerse, pero jamás golpearlos o hacerles daño para que entiendan…

Ahora puedes leer el artículo de UpSocl sobre Embarazada enfureció con un niño inquieto y puso el pie para que tropezara. Tuvo que ir al hospital.

También te puede interesar:  La fiebre de los Bird Box memes se fue de las manos. Ahora Sandra Bullock es hasta una tortuga ninja

Seguir leyendo artículo en UpSocl.