En 1981, James Bond tuvo su única “chica Bond” transexual de la historia. Nunca dijo que era hombre