En Alemania abrió el primer Burger King vegetariano. Un espacio al que no puede entrar la carne