En Australia están fabricando «fuentes de agua» para ayudar animales sobrevivientes de los incendios