“En Élite todo tiene un porqué, nadie es bueno o malo”