En esta nueva cafetería de Tokio podrás jugar con cerditos tan pequeños que “caben en un tazón”