Si algo hemos aprendido de las películas, es que los volcanes nunca son un buen lugar para estar pues es muy caliente y peligroso. Inclusive vemos que los que trabajan en estos lugares, usan trajes aislantes muy gruesos para evitar quemarse no solo con la lava, sino con las altas temperaturas.

Seguir leyendo artículo en UpSocl.