En Reino Unido, una policía encubierta protegerá a las mujeres en los bares. Velará por su seguridad