En Turquía, los niños reciben bicicletas si logran que sus padres dejen de fumar. Es una recompensa