Encadenado y amordazado, pasó un año encerrado en un depósito. La falta de amor lo volvió agresivo