Entierran a 146 personas criogénicamente congeladas en el desierto. Esperan resucitarlas a futuro