Escuelas japonesas ya no obligarán a sus alumnos a usar ropa interior blanca. Antes los revisaban