Esta es la rana negra de lluvia y no, no está enojada contigo: es la cara gruñona que lleva siempre