Tomar un vuelo es un desafío tanto para los niños como para las personas alrededor de ellos. Después de todo, lleva un tiempo acostumbrarse a estar sentado en silencio por horas y soportar los cambios de presión que hacen que tus oídos se tapen. Y no se les puede echar la culpa a los padres…

Ahora puedes leer el artículo de Bored Panda sobre Esta madre prepotente le exigió a otra pasajera del avión que entretuviera a su hijo de 7 años, pero esta se negó.

Seguir leyendo artículo en BoredPanda.