Esta proteína testeada en ratones en el espacio podría ser la clave contra el envejecimiento