Estas personas comparten sus “pedos mentales” en los que no consiguieron recordar palabras básicas