Este artista comparte la historia de cómo adoptó un gatito en un conmovedor cómic sin palabras