Este artista de la arena crea delicadas esculturas que creerías que son reales al verlas desde lejos