Este artista ha creado 30 tatuajes que parecen pegatinas a punto de despegarse de la piel