Este artista ucraniano coloca personajes clásicos en escenas modernas, y el resultado es espectacular