Este hombre explica la ira actual de las mujeres con una analogía brutal que todos los hombres pueden al fin entender