Este hombre instaló una cámara para pillar al ladrón que no dejaba de robar sus cosas, y no podía creer lo que veía