Este hombre superó al coronavirus y se arrodilló en medio de la calle para agradecer a Dios