Este ilustrador nos muestra cómo estamos destruyéndonos a nosotros mismos