Este padre obsesionado con el fitness presume del físico esbelto de su hijo de 8 meses y acaba ridiculizado