Este pequeñuelo quedó atrapado en el sillón buscando una moneda y por suerte su mamá lo encontró