Este perro abandonado consiguió un cambio radical de aspecto y de vida tras quitarle 3 kilos de pelaje enmarañado