Este restaurante muestra cómo callar a los influencers que piden comida gratis a cambio de visibilidad