Este terapeuta analiza cómo el orden de nacimiento entre hermanos puede influir en sus personalidades y mucha gente cree que tiene razón